Feria de Antaño

14 septiembre

Artziniega se convierte en una villa medieval. El Casco Antiguo de esta localidad recrea por un día el ambiente típico de los mercados de la Edad Media.

Este evento recuerda el importante papel que Artziniega jugó como plaza mediadora entre el comercio de ultramar y el de tierra adentro. 

Un día en el que los vecinos de la villa se transforman en juglares, clérigos, artesanos, inquisidores, peregrinos, doncellas, mendigos y bufones para animar unas calles atestadas, por un día, de puestos con productos artesanos.

Durante todo el día habrá pintura al fresco con los pintores de la corte en la Goiko Plaza, el herrero con su fragua en Barrenkale, puestos del Museo Etnográfico y juegos y guardería en la Erdiko Plaza, además de magos, gente de mal vivir, leprosos, afiladores, aguadores, damas y caballeros por las calles.